<img width="1" height="1" style="display:none;" src="//ib.adnxs.com/pixie?pi=d221f6b1-8333-4e73-af93-25f95d36bd3a&amp;e=PageView&amp;script=0">

Todo lo que necesitas saber sobre el estrés y gestión emocional


La vida es incierta, por más que utilicemos todas nuestras habilidades de organización, siempre habrá algo que no salga como lo planeamos. Emprender no es la excepción, por el contrario ser emprendedor implica aprender a vivir a diario con la incertidumbre, pues no se tiene seguridad de éxito. Es comprensible que esto genere niveles de estrés y ansiedad elevados que puedan llevar a un deterioro de la salud y el bienestar de los emprendedores. 

Distintos estudios sobre la salud mental de los emprendedores en México sugieren que los emprendedores tienen un 40% más de posibilidades de sufrir enfermedades mentales, estrés y agotamiento, que los trabajadores empleados por una empresa. Por esta razón, es cada vez más relevante que en la cultura de emprendimiento se eduque a los emprendedores acerca del impacto real que tiene el estrés sobre la salud. 

 

El estrés es una reacción normal y automática del cuerpo ante un estímulo considerado una amenaza; es una de nuestras respuestas nerviosas más antiguas, es lo que nos mantenía a salvo de un animal feroz cuando aún éramos nómadas y es lo que actualmente nos protege de situaciones que nos sobrepasan física o emocionalmente. Lejos de ser tu enemigo, el estrés, es uno de los mejores indicadores que tienes para darte cuenta de que algo no anda bien con tu bienestar, por lo que aprender a escucharlo cuando aparece y a gestionarlo de manera positiva es una de las mejores habilidades que puedes aprender para la vida.  

 

En las situaciones de estrés se activan diversos sistemas de alerta que resultan en respuestas nerviosas como: temblor, sensación de inquietud, sequedad en la boca, dificultad para respirar, falta de concentración, aceleración del corazón, pupilas dilatadas, supresión del sistema digestivo, entre otras; el estrés se trata de una respuesta generalizada e inespecífica sobre el cuerpo, la cual si se vuelve sostenida en el tiempo puede causar grandes afectaciones a la salud. 

 

Te recomendamos: 3 retos al emprender y balancear bienestar, salud mental y trabajo

 

El cortisol es la hormona que se libera durante una respuesta de estrés, los niveles altos y constantes de cortisol en la sangre también producen niveles elevados de glucosa, aumento de peso, aumento del apetito, problemas gastrointestinales, hipertensión y supresión del sistema inmunológico, etc.; además, diversos estudios demuestran que sufrir de estrés severo o prolongado puede aumentar el riesgo de enfermedades asociadas tales como: afecciones cardiovasculares, diabetes, depresión, enfermedad de Alzheimer, ansiedad, cáncer, inflamación crónica, colon irritable, entre otras. 

 

Debido a que en la actualidad nuestros estilos de vida producen mucho estrés, este no se ve como una enfermedad lo suficientemente grave, sino que incluso se considera “parte de la vida cotidiana”, sin embargo vivir con estrés crónico no es algo que debamos menospreciar, pues como ves puede tener grandes implicaciones para tu vida. 

 

canvas model vs business plan

 

Lo más recomendable para el manejo del estrés es tener un enfoque preventivo, o sea, tener hábitos saludables que nos permitan contrarrestar los efectos del estrés, entre los más conocidos se encuentran: el ejercicio físico, una alimentación saludable, yoga, meditación, respiraciones, journaling, terapia psicológica, mentoring, etc. Si no cuidas de tu cuerpo y tu mente de manera integral, serás más propenso a sufrir los efectos negativos del estrés. Además de llevar un estilo de vida que promueva el bienestar, siempre es conveniente tener una “caja de trucos” para gestionar nuestra respuesta ante el estrés; por ello te dejamos a continuación 1 consejo y 3 ejercicios que puedes usar para gestionar de mejor manera las  situaciones estresantes. 

 

  • Consejo - Empieza por reconocer tus estresores: el estrés es una enfermedad multifactorial, esto quiere decir que son varias sus causas; por lo tanto es importante que aprendas a reconocer cuáles situaciones, personas o ambientes son causa de estrés para tí, pues para cada quién es diferente. Puedes comenzar por anotar durante el día todos los momentos en los que te sentiste estresado y  posteriormente utilizar una escala del 1 al 10 (siendo 10 la mayor causa de estrés) para darles un valor dependiendo de la cantidad de estrés que te genera la situación; esto le permitirá a tu cuerpo re-conocer las sensaciones físicas del estrés como algo que no es natural y entonces te será más sencillo notar los cambios  que tiene  tu cuerpo ante las distintas situaciones.  

  • Ejercicio 1 - Respira para dar lo mejor de tí: tanto los artistas escénicos como los deportistas olímpicos, se preparan además de físicamente, mentalmente antes de una presentación o una competencia importante. Una de las formas más eficientes de prepararse para tener un buen “performance” es respirando. La respiración puede cambiar, en menos de 2 minutos, tu química cerebral y sanguínea, alterando de manera positiva tu actividad cerebral y tu comportamiento. Por lo que te recomendamos practicar por al menos 15 minutos diarios alguna respiración, además puedes incluir respiraciones específicas antes o después de tener experiencias que has reconocido como parte de tus estresores. Algunos de los métodos que puedes buscar son: pranayama yoga (el yoga de la respiración), método Wim Hof, respiración 4-7-8 y Ujjayi respiración de fuego. Lo bueno de esta práctica es que una vez que la has aprendido la tienes contigo en cualquier rincón del mundo, lista para ayudarte. 

  • Cambia de espacio físico y conecta con la naturaleza: actualmente hay experiencias llamadas “green walking” o “bath forest” que hablan del impacto positivo que tiene para nuestro cuerpo pasar tiempo en la naturaleza, uno de sus principales beneficios es disminuir los niveles de cortisol en la sangre. Cuando te sientas abrumado prueba cambiarte de ambiente físico, no tiene mayor ciencia que levantarte de la silla y cambiarte a un espacio abierto. ¿Qué tal una caminata por el parque mientras piensas? Incluye al menos 20 minutos al día en un espacio que te haga sentir en contacto con la naturaleza, no tienes que hacer más que disfrutar del ambiente, verás que un cambio de aire hará que tu cerebro encuentre nuevos estímulos y por ende nuevas perspectivas.

  • Ten un pasatiempo que te saque completamente de tu rutina:  debido a que los emprendedores trabajamos en promedio 60 horas a las semana, en México aproximadamente un 30% más que las personas empleadas, es necesario que los emprendedores incluyan dentro de su estilo de vida actividades recreativas y de descanso. Cuando haces mucho de lo mismo, tu cerebro se acostumbra y usa los recursos mínimos y las mismas soluciones para realizar esa actividad. Por el contrario, cuando tu cerebro cambia de actividad se activan distintas regiones en tu cerebro y tu cuerpo que estimulan la creatividad. Incluye una actividad al día que por media hora interrumpa tu flujo de trabajo y verás cómo te ayuda a retomar tus actividades  más activo, enfocado y creativo.

Incluye estas herramientas dentro de tu rutina diaria, considéralas inversiones a largo plazo tanto para tí como para tu negocio. Emprender es un estilo de vida que es muy demandante y retador, pero que también te da la libertad de escoger cómo quieres vivir tu vida e invertir tu tiempo, aprovecha esto y utilízalo para cuidar de tí mismo.  

Otras Publicaciones

El INC Tech & Social Impact Energy Challenge te lleva a Alemania

Leer artículo

Todo lo que necesitas saber sobre el estrés y gestión emocional

Leer artículo

Challenges 2021, radiografía de ganadores ¿serás el próximo?

Leer artículo

La regla de oro, diseña para el problema no para la solución.

Leer artículo

Suscríbete a nuestro blog

Recibe información relevante del ecosistema de emprendimiento