<img width="1" height="1" style="display:none;" src="//ib.adnxs.com/pixie?pi=d221f6b1-8333-4e73-af93-25f95d36bd3a&amp;e=PageView&amp;script=0">

Las preguntas que nunca debes hacer a tu mentor


El tiempo que te brinde tu mentor debes aprovecharlo y cumplir con el propósito de adquirir conocimientos que te permitan evolucionar en el desarrollo de tu emprendimiento. Para esa reunión es importante que tengas muy en claro tu idea, el diferencial, la capacidad de innovación y la oportunidad de cubrir una necesidad que permita el éxito del proyecto que estás desarrollando. ¿Entonces cómo aprovechar una reunión con un mentor?

 

 

Si bien un emprendedor debería poder preguntarle de todo a un mentor, hay algunas preguntas que no debería perder tiempo en hacer para aprovechar mejor esa oportunidad.

 

¿Por qué no?

 

Lo primero que debe sentir un emprendedor es que está convencido de lo que hace. Si decidió encarar un proyecto, debería haber evaluado las razones, las oportunidades, el mercado, entre otros temas no menos importantes, es decir, que debería tener un plan de negocios.

 

Esto significa que ha analizado las variables que lo convierten en una oportunidad y ese análisis le brinda el conocimiento sobre fortalezas y debilidades del mismo.

 

Es muy difícil que el mentor haya dedicado tiempo a investigar el proyecto con la profundidad que lo hizo el emprendedor, por lo que está en una desventaja razonable.

 

¿Entonces, puede contestar estas preguntas con la seguridad necesaria para no fallar o improvisar?

 

  • ¿Qué opina de mi proyecto?
  • ¿Usted cree que será exitoso?
  • ¿Lo ve viable?
  • ¿Tiene futuro?
  • ¿Qué debería cambiar?
  • ¿Está bien planteado?
  • ¿Será rentable?

 

A mi modo de ver, la respuesta es no, nadie conoce mejor un emprendimiento que su autor.

 

Por eso es muy importante la génesis del mismo y la metodología para definir su propósito.

 

Primero hay que tener una idea

 

Una idea (del griego eidon, ‘yo ví’) es una imagen que existe o se halla en la mente.

 

La capacidad humana de contemplar ideas está asociada a la capacidad de razonamiento y autorreflexión, es la creatividad y la habilidad de adquirirlas del intelecto.

 

Las ideas dan lugar a los conceptos, que son la base de cualquier tipo de conocimiento, tanto científico como filosófico.

 

"La idea es equiparable a algo material que existe en el mundo real"

 

Los emprendedores al abrir su mente viajan al futuro y regresan al presente cargando en sus espaldas una visión y la pasión de su proyecto (esto no puede tenerlo el mentor), un fracaso no nos debe humillar, lo humillante es no capitalizar el fracaso, progresar no es solo saber resolver los problemas y superar las adversidades, es también poder descubrir problemas nuevos.

 

Ser emprendedor es la forma en que nos vinculamos con los problemas y sus soluciones, es mejor emprendedor aquel que los enfrenta y los supera, que aquel que no los tiene o los ignora, también debe entender que la búsqueda de la eficiencia es importante, pero también debemos reconciliar la eficiencia con los valores fundamentales de la convivencia social, la solidaridad, el cuidado del medio ambiente y de la empleabilidad de nuestros recursos humanos, creer en el desarrollo y el progreso en un marco de sustentabilidad y de la ética.

 

Experimentar cosas nuevas, es atreverse, apasionarse, equivocarse, intentarlo de nuevo y aprender con ello.

 

 

Entonces, además de una idea, el emprendedor debe innovar

 

Proviene del latín innovare, igual a: cambiar o alterar las cosas introduciendo novedades. Innovar requiere cambio, audacia, creatividad, receptividad a ideas nuevas, entre otras cosas. El innovador, tiene un estado mental específico, receptivo al mundo exterior en todos los sentidos, con un punto de vista crítico pero constructivo.

 

Innovar es cambiar, requiere riesgo, requiere estar en una situación desconocida y por ende insegura, es salir del estado de confort, es creer y tener el valor de tomar una decisión.

 

La innovación no siempre es una invención, o que está exclusivamente relacionada con la investigación y las tecnologías sofisticadas. Hay innovación de productos, de procesos, de atención al cliente, en una nueva estructura o apertura de nuevos mercados, o formas de tratar procesos existentes.

 

Es decir que cuando un emprendedor a recorrido estos procesos de ideas e innovación, ha desarrollado un plan y está comprometido con su proyecto, entonces no puede preguntar a un mentor ciertas cosas sobre las que él o ella ya está convencido y que el mentor desconoce.

 

Te recomendamos: El líder del futuro

 

 

¿Entonces qué debo esperar de un mentor?

 

Debes preguntar sobre él o los éxitos del mentor, o sobre otros éxitos de los que haya participado o analizado y ver que puede tomar de ellos para ver que es aplicable a tu proyecto.

 

Debes buscar elementos que complementen tu idea, no que la pongan en duda desde la visión de alguien que no trabajó en ella.

 

La tarea del mentor no es conocer todo, puede saber sobre temas específicos, puede haber mentores de negocios, que pueden enseñarme cual es el mejor método para alcanzar un objetivo para generar más ganancias, o cual es el mejor método para administrar mis recursos humanos, o criterios de stock, o logística, o fórmulas de liderazgo.

 

Es decir, puede ser muy útil en temas específicos y es donde debo tratar de aprender lo mejor de él. Ningún mentor puede saber de todo, por eso debo explorar su expertise en lo que se destaque.

 

La fortaleza de un mentor, no es ser un buen maestro porque sabe de todo, si no que está en el esfuerzo, la pasión, la eficiencia y el amor que pone en transmitir lo que sabe.

 


 

Dejo a continuación unos links de interés:

Historias del Futuro

https://youtu.be/ozWq0wZMnOs

Innovar para potenciar, rompiendo mitos

https://youtu.be/aZXbG_ai7pU

Presentación Jorge Lawson

https://youtu.be/85G60AaC6HM

 

Finanzas-startups

 

Otras Publicaciones

El punto de equilibrio financiero para tener una empresa rentable

Leer artículo

Gánate el título de Thought Leader con estos consejos

Leer artículo

5 razones del por qué tu profesor puede ser tu socio

Leer artículo

La vida universitaria ¿tu emprendimiento del futuro?

Leer artículo

Suscríbete a nuestro blog

Recibe información relevante del ecosistema de emprendimiento