<img width="1" height="1" style="display:none;" src="//ib.adnxs.com/pixie?pi=d221f6b1-8333-4e73-af93-25f95d36bd3a&amp;e=PageView&amp;script=0">

Mentalidad de crecimiento: del fracaso a oportunidad de aprendizaje

Ni las condiciones del mercado, ni el financiamiento, ni el nivel o experiencia de tus socios e inversionistas conducirán tu empresa al éxito. En un entorno de turbulencia e incertidumbre como el que atravesamos en la actualidad, la clave para superarlo radica en el liderazgo.

 

El correcto liderazgo comienza por una mentalidad enfocada en el crecimiento y la abundancia, donde podamos alejarnos de una mentalidad lineal o “fija ” en donde creamos que las habilidades y cualidades innatas de las personas -como su inteligencia y talento- es lo que define a un gran líder.

 

Los líderes con una mentalidad lineal tienden al extremo negativo de la orientación a resultados, interpretando los errores como fracasos y castigando el desperdicio de esfuerzo, en lugar de reconocer el aprendizaje obtenido a partir de los mismos.

 

La mentalidad de crecimiento, por el otro lado, es la consciencia de que las personas tienen la capacidad de desarrollar nuevos talentos y habilidades y que, por lo tanto, el éxito es el resultado del esfuerzo constante de superar los retos que se presentan.

 

¿Por qué la mentalidad fija es dañina para tu liderazgo?

 

Los líderes de negocios que se guían por una mentalidad fija construyen una cultura de temor. En ocasiones, los líderes toman el control de la situación por sí mismos, pues no confían en los demás para hacerlo.

 

Los líderes con una mentalidad fija a menudo se sienten inmersos en condiciones estresantes que imposibilitan el crecimiento como:

 

  1. Una cultura de temor en la que su equipo se siente demasiado intimidado para tomar riesgos, expresar ideas o innovar, pues temen ser juzgados de incompetencia al cometer errores.
  2. Un equipo desmotivado que no ejecuta a su máximo potencial, ni trabaja en desarrollar ese potencial.
  3. Una tendencia a apagar fuegos y hacer microgestión de su equipo, lo que generalmente resulta en una sobrecarga de trabajo y estrés tanto para los líderes como para sus equipos.

 

 

¿Cómo adaptar una mentalidad de crecimiento?

 

Acepta el cambio: al entender el cambio como una parte necesaria de escalar tu negocio, en lugar de temerlo o resistirlo, incrementarán las posibilidades de un cambio significativo, ya sea en ti, en tu equipo, tu estrategia, tu modelo de negocio o la estructura de tu organización.

 

Reconoce y premia el valor del aprendizaje en el fracaso: El fracaso es inevitable al liderar una empresa. No se trata de fracasar por fracasar, perder capital, tiempo y dinero, sino de tener el control a través de experimentar y esperar resultados positivos. Los líderes que convierten el fracaso en aprendizaje y lo integran como lecciones personales, están mejor equipados para superar las barreras de su propio crecimiento.

 

Piensa en el proceso como un proyecto constante: un elemento clave de la mentalidad de crecimiento es enfocarse en el proceso en igual o mayor medida que en el resultado. Partiendo de la idea de que la ejecución perfecta no existe, habrá momentos en donde los resultados no alcancen las expectativas, por ello es importante reconocer el proceso. Al poner enfoque en este, podrás mover a tu equipo a incrementar sus márgenes de ejecución.

 

La perseverancia es clave : ya lo decía Steve Jobs “estoy sorprendido por el tiempo que toma el éxito ‘de la noche a la mañana”. Los resultados del escalamiento toman tiempo, vemos empresas como Starbucks, Tesla, Apple, Microsoft que no fueron éxitos instantáneos sino que se construyeron en una base escalable que tomó cerca de 20 años para despegar. Por lo que perseverar es importante en tu camino como líder, fija objetivos a largo plazo y enfócate en un legado que tomará tiempo construir.

 

Para llevar a tu empresa por un camino exitoso deberás dar a tu equipo el ejemplo al tener una mentalidad orientada al éxito. Asegúrate de adoptar la mentalidad de crecimiento y liberarte de las trabas de la mentalidad fija y el potencial limitado. Abre nuevas oportunidades sin dejarte vencer por el contexto y la mentalidad que puede minar tu liderazgo.

Otras Publicaciones

5 libros para mejorar la rentabilidad de tu negocio

Leer artículo

Delee: oportunidad de crowdfunding

Leer artículo

Mentalidad de crecimiento: del fracaso a oportunidad de aprendizaje

Leer artículo

¿Cómo comenzar a vender por internet?

Leer artículo

Suscríbete a nuestro blog

Recibe información relevante del ecosistema de emprendimiento