<img width="1" height="1" style="display:none;" src="//ib.adnxs.com/pixie?pi=d221f6b1-8333-4e73-af93-25f95d36bd3a&amp;e=PageView&amp;script=0">

¿Cómo hacer que una idea se convierta en un negocio?


En la época de Elon Musk, Jeff Bezos, Steve Jobs y Mark Zuckerberg, a veces olvidamos a los grandes emprendedores que abrieron el camino de la innovación y la transformación de los mercados… sí, incluso cuando la palabra ‘innovar’ no era tan catchy. Esos líderes los ubicamos porque tuvieron una gran idea y la convirtieron en un emporio que transformó al mundo. Si quieres ser uno de ellos, te contamos cuáles son las 5 características de las ideas que se convierten en buenos negocios.

Desde Henry Ford, Sakichi Toyoda y Edwin Land, hasta el veterano Richard Branson, los emprendedores exitosos se caracterizan por ser valientes, persistentes, grandes ejecutores o ‘doers’, buenos vendedores pero, particularmente, con una gran sensibilidad de lo que necesita la sociedad o el ‘mercado’.

 

 

El perfil del emprendedor ideal

 

Tomemos el caso de Richard Branson. Hace unos meses, en el verano de 2021, el emprendedor de 71 años subió al cohete que construyó ––llamado Unity–– y despegó para lograr el primer viaje comercial al espacio, tripulado por ‘turistas’ y no astronautas capacitados para ello. Este, dijo, es el inicio del turismo espacial.

Sin embargo, éste no fue su inicio. Antes, ya había catapultado a su empresa de venta de discos Virgin Records, después abrió Virgin Atlantic Airlines, para seguir con Virgin Mobile, Virgin Cruises, Virgin Comics y una decena de otras iniciativas. Algunas exitosas y otras, no tanto.

Pero, ¿cómo llegó a esto desde su primera revista que publicó a los 15 años? ¿Cómo ha convertido sus negocios en un éxito si comenzó vendiendo discos en la calle?

Como lo enlistamos líneas arriba, Branson tiene las características de ser soñador y de persistencia que todo emprendedor debe ostentar. Sin embargo, no todo se trata de ganas y de tener lo que se necesita. También se requiere una buena idea y ejecutarla con precisión. Pero, ¿cómo saber si es una buena idea?

 

idea-empresario

 

5 características de las buenas ideas de negocio

 

Hay una frase célebre por la que se recuerda a Henry Ford. Al ser cuestionado si se apoyó en lo que opinaba la gente para desarrollar la tecnología del auto, él contestó: “Si le hubiera preguntado a las personas qué necesitaban, me hubieran contestado que requerían caballos más rápidos”.

Hay ciertas características que identifican a las ideas que se han convertido en grandes negocios. Y, el común denominador entre esos productos que cambiaron al mundo como el auto, el iPhone o los viajes espaciales son:

 

1. Identifican una necesidad del mercado

Ford observó la necesidad en el mercado y desarrolló una solución. Al igual que Steve Jobs, solucionó de forma poco convencional e innovadora un problema que tenía el mercado. Un factor importante es que ellos no preguntaron al mercado qué necesitaba. En cambio, comprendieron al mercado y les dieron una solución que nadie había imaginado antes.

 

2. Poca o nula competencia.

 

Un factor en común con ellos también fue que, toda vez que la idea era innovadora y disruptiva, no existía competencia en el mercado. O, en su caso, existía muy poca. Lo que crearon era tan nuevo que pocos podían replicarlo. Por ejemplo, cuando nació Uber, fue un modelo totalmente disruptivo en su momento y no tenía competencia.

 

3. Difícil de replicar.

 

Es cierto, pocos años después de que nació Uber, nacieron varias empresas similares, algunas con el mismo éxito y otras no tan afortunadas. Sin embargo, mientras surgió y se comprendió el modelo de negocio, pocos pudieron replicarlo. Uber no tuvo competencia por varios años y tenía al mercado dominado. Si tu idea es muy innovadora, pocos la podrán copiar… o tardarán en hacerlo.

 

4. Con alto margen de ganancia.

 

Si tu idea es muy novedosa, cuesta poco producirla y puedes introducirla al mercado a un precio muy competitivo que todos van a querer pagar, entonces estás en la cumbre. El objetivo es que tengas un alto margen de ganancia para que puedas reinvertir, escalar el negocio y seguir innovando.

 

5. Con propósito y sostenible.

No, no todo se trata de ganar dinero. Las ideas que han trascendido se caracterizan por tener un alto sentido de comprensión social y que hacen mejor la vida de sus consumidores. Cuando inicies tu proyecto, asegúrate de tener un propósito que sea mucho más grande que ganar dinero. Eso te garantizará que siempre se ajustará a lo que necesita la gente y nunca saldrá del mercado.

 

 

Conclusión


Ahora que ya sabes qué caracteriza a las grandes ideas de negocio, cuestiona tu proyecto y, de ser necesario, replantea tu idea hasta que pase el filtro de estos 5 factores del éxito. Si tu producto o servicio cumple con todos los puntos, puedes estar seguro que tendrás un producto exitoso y serás el próximo Amazon o Kavak en México.

Pero, si quieres saber más de cómo emprender con éxito y pasar el promedio de vida de un emprendimiento, síguenos en nuestro blog INCmty, en donde constantemente compartimos conocimiento fresco sobre cómo tener un éxito duradero.

 

Finanzas-startups

Otras Publicaciones

3 retos al emprender y balancear bienestar, salud mental y trabajo

Leer artículo

Diferencia entre creatividad e innovación.

Leer artículo

¿Cómo hacer que una idea se convierta en un negocio?

Leer artículo

¿Cómo lograr escalabilidad? 7 pasos para que tu proyecto siga creciendo

Leer artículo

Suscríbete a nuestro blog

Recibe información relevante del ecosistema de emprendimiento