<img width="1" height="1" style="display:none;" src="//ib.adnxs.com/pixie?pi=d221f6b1-8333-4e73-af93-25f95d36bd3a&amp;e=PageView&amp;script=0">

El éxito detrás de las ideas


El éxito será celebrado con bomba y platillo, puesto que representa el triunfo de una estrategia eficazmente diseñada e implementada, de la cual hay que observar e imitar las innovaciones llevadas a cabo. 

 

No obstante, el aprendizaje obtenido a través de las estrategias fallidas puede ser incluso mayor que el adquirido a través del éxito. Esto se debe a que el fracaso deja evidencia de las acciones a mejorar y los pasos que no deben darse nuevamente. 

 

Eric Núñez Jefe de Crecimiento y co fundador de Openpay

“Parecería irónico, pero la documentación de los desaciertos es vital para asegurar el éxito futuro. Eso es algo que no te cuentan como empresario o emprendedor, pero nos sentimos obligados a no fracasar, y creo que es debido a las implicaciones sociales y emocionales que conlleva. Sin embargo, los errores son parte del aprendizaje, opina x Eric Núñez, co-fundador de Openpay.

 

A lo largo de la historia, la clave para el desarrollo de la sociedad ha sido el cúmulo de conocimiento y la capacidad de transmitirlo a las siguientes generaciones, hecho que se ve reflejado en los avances científicos y tecnológicos, mismos que han permitido el adelanto de las economías y el combate a enfermedades mortales. 

 

El éxito detrás de las ideas se encuentra en la capacidad de aprendizaje a través de la experiencia; tomar conocimiento de los aciertos y errores de otras empresas, permitirá que sea ajustado y aplicado a la medida en otras más.

 

Startup: el negocio de las soluciones

Los avances tecnológicos de los últimos años han incentivado el desarrollo de las startups, empresas emergentes altamente tecnológicas y con grandes posibilidades de crecimiento. A pesar ello, no es necesario quebrarse la cabeza para encontrar la nueva idea revolucionaria, puesto que el principio para la creación de un negocio sigue siendo el mismo: la solución de una necesidad.

 

“A pesar del sinnúmero de informaciones que invaden Internet sobre cómo dar forma a un nuevo negocio, existe mucho desconocimiento al respecto. Por este motivo, consideramos conveniente compartir nuestra propia historia para que sirva de aprendizaje a los emprendedores”, continúa Eric. 

 

Openpay es la startup mexicana que promueve el ecosistema del comercio digital en México y América Latina mediante la diversificación de los métodos de pago en una plataforma segura y de una sola integración, hecho que le ha permitido hacer frente a la baja bancarización de la región, donde únicamente el 55% de la población adulta posee una cuenta bancaria. 

 

Él éxito de Openpay se ve reflejado en su crecimiento: superior al 300% durante los últimos dos años, mismos en los que se ha consolidado como la líder del sector, con el 20% del market share en la región y la gestión de más de 120 millones de transacciones mensuales.

 

A pesar de ello, el éxito detrás de la idea radica en todo un camino de fracasos anteriores, donde los fundadores habían emprendido con diversos negocios que resultaron infructuosos. 

 

“La propia idea de Openpay surgió del poco éxito que estábamos teniendo con otro negocio. Originalmente, nuestra idea comenzó en 2012, con el desarrollo de una plataforma de financiamiento comunitario a través de las redes sociales. Echamos a andar el proyecto, pero nos encontramos con que las personas buscaban pagar con otros métodos más allá del efectivo o las transferencias bancarias. Buscamos una compañía que nos permitiera unificar los pagos, pero no existía.

 

Los bancos nos cerraban las puertas y decían que lo que necesitábamos, no era viable. De esta experiencia comenzamos a desarrollar nuestra plataforma de pagos de una sola integración, sólo para satisfacer esa necesidad. 

 

Vimos que a nuestros clientes les gustaba, y de pronto, algunos otros negocios ‘nos la pedían prestada' para aceptar pagos de sus propios clientes, y ahí comenzamos a ver que esta idea funcionaba. 

 

Luego, hubo una experiencia que lo cambió todo. Uno de nuestros primeros clientes fue el referido de un conocido que tenía su propio negocio y tenía problemas con su plataforma de cobros. Como nosotros, no logró conseguir apoyo en el banco, puesto que no entendían su modelo de negocio. Platicamos e implementamos Openpay en su empresa y fue un éxito. Hoy ese negocio se llama Cabify.   

 

Para 2014, ya estábamos operando y creciendo. Nuestra idea original no fue bien recibida y tenía muchas trabas, no obstante, al solucionar estas problemáticas, dimos con una idea de negocio que nos llevó más alto. Debíamos refinar el trabajo ya logrado”, concluyó Núñez.

  

Todo lo aprendido  

Openpay opera hoy en varios países de América Latina, impulsando las ventas en sus clientes hasta en un 25%, con una solución que opera con un sistema avanzado de seguridad para prevenir el fraude electrónico, a la par de respaldarse por Grupo BBVA, para acceder a procesos 3D Secure, SafeKey y la certificación ISO 27001. 

 

El éxito detrás de las ideas radica en un pensamiento de aprendizaje constante, con especial énfasis en los desaciertos. 

 

La documentación y el entendimiento de los fallos, da la oportunidad de no repetirlos y conocer concretamente los puntos que se deben refinar. Esto es de gran valor teniendo en cuenta que, cuando un negocio fracasa, no todo está mal. Existen fortalezas y oportunidades que se pueden revisar y atender eficazmente.  

 

La clave para aprender de los errores es documentarlos, entenderlos como parte de un proceso de mejora continua, reflejar lo que se ha aprendido durante el camino y lo que se cambiará para ser más eficaz.

 

 

mentor

Otras Publicaciones

¿Qué es el ROI y cómo se calcula?

Leer artículo

Tipos e indicadores de rentabilidad en las empresas

Leer artículo

Carácteristicas que tu negocio debe tener para ser rentable

Leer artículo

Clausura INCqro con récord de asistencia en tercera edición híbrida

Leer artículo

Suscríbete a nuestro blog

Recibe información relevante del ecosistema de emprendimiento