<img width="1" height="1" style="display:none;" src="//ib.adnxs.com/pixie?pi=d221f6b1-8333-4e73-af93-25f95d36bd3a&amp;e=PageView&amp;script=0">

¿Cómo saber si soy un emprendedor(a)? Check-list de habilidades.


Lo primero que debes saber antes de leer este artículo es que el debate entre lo innato y lo adquirido aún no ha sido resuelto, es importante compartirte esto porque significa que las habilidades que se mencionarán a continuación puedes desarrollarlas en cualquier momento de tu vida.

Ser emprendedor es más que un trabajo, es un estilo de vida. Si te llama la atención el mundo del emprendimiento es porque posiblemente seas una persona para la cual su libertad y tiempo son muy importantes. No quieres trabajar para nadie, tienes ideas que quieres materializar y crees en el poder que estas tienen para transformar positivamente el mundo en el que vivimos.

Son diversas las razones por las cuales decides convertirte en emprendedor, sin embargo lo que sí es cierto es que la mayoría de nosotros queremos hacer lo que nos apasiona y emprender nos permite convertir nuestros sueños más locos en una auténtica realidad. Se trata de la posibilidad de crear soluciones que revolucionen la forma en la que vivimos actualmente.

Para poder crear ideas revolucionarias necesitas desarrollar una serie de habilidades personales, interpersonales y estratégicas. A continuación te presentamos algunas con las cuales puedes hacer tu check-list (sin embargo, no te apures todo es un proceso y estás a tiempo):


Habilidades Personales: como decíamos, un emprendedor no nace, se hace, por lo cual tu determinación a la hora de convertirte en uno debe ser constante. Estas son algunas habilidades necesarias para iniciar en el mundo del emprendimiento:

Deseo de aprender: emprender es un proceso de constante aprendizaje y curiosidad, tu mente debe estar dispuesta a siempre estar haciendo preguntas que te permitan profundizar en lo que estás haciendo. Toda la actividad diaria de un emprendedor se basa en esto: ya sea aprender sobre tu usuario, tu mercado, tu solución, etc o incluso mantenerte actualizado sobre las transformaciones de tu sector, todo amerita que tengas hambre de aprendizaje.

Pensamiento crítico: para poder diseñar soluciones relevantes es necesario que ejercites tu capacidad de análisis, vivimos en un mundo sobresaturado de información y debes poder diferenciar qué es relevante para tu problemática y desde qué enfoque estás creando cambio. Los emprendedores se caracterizan por no seguir las reglas establecidas y por tener un espíritu rebelde, es necesario educarse al respecto de las problemática sociales actuales para poder cambiarlas.

Perseverancia: tu pasión es admirable y los demás pueden ver que es la razón por la que te levantas todas las mañanas. Sin embargo, la pasión sin disciplina y perseverancia no es suficiente para que tu emprendimiento sea exitoso. Debes tener en consideración que este camino está lleno de retos y de personas que te dirán que “estás loco”, “no es una buena idea” o “sí es una buena idea pero no invertiría en ella”, no te lo tomes personal, a todos los grandes inventores les ha pasado en algún momento, es la capacidad que desarrolles para sobreponerte a la adversidad y tu compromiso con lo que haces, los que te permitirán encontrar el camino de vuelta, aunque a veces hay que cambiar de ruta.

Nueva llamada a la acción

 

Habilidades Interpersonales: un emprendedor trabaja constantemente con más personas, por lo cual será muy importante que aprendas a relacionarte. Estas son 3 habilidades que te permitirán mejorar la calidad de tus relaciones:

Comunicación: si decides aventurarte en este camino ten en cuenta que estarás todo el tiempo comunicando tus ideas, lograr una comunicación efectiva y clara es parte de tus tareas pues es fundamental para generar confianza entre tus colaboradores. Además, es una herramienta clave a la hora de transmitir la filosofía de lo que haces, tus metas y objetivos; ya sea que estés en una junta con tus inversionistas o en un Live con tus seguidores aprender a expresar tus ideas y escuchar las de otros te permitirá generar relaciones más cercanas, lo cuál hará que las personas quieran trabajar contigo o elegir tu producto.

Liderazgo: tu proyecto necesita de tí, para volverlo realidad es necesario que tomes las riendas y le des dirección, debes aprender a detectar oportunidades, tomar decisiones y hacer crecer tanto al negocio como a los colaboradores. Un buen líder es capaz de inspirar con su visión, así que comparte tus ideas y seguro encontrarás personas que quieran acompañarte en el camino. También es importante que como buen líder sepas reconocer si cometes errores y que siempre debes tener en consideración las necesidades de tus colaboradores, recuerda que sin equipo no se puede liderar y nadie quiere trabajar con un jefe prepotente.

Trabajo en equipo: es casi imposible emprender sin un equipo, necesitarás de distintos conocimientos y habilidades para hacer realidad tu visión, pronto te darás cuenta que no das abasto solo. Tener un equipo que comparta tus ideales y quiera ayudarte a materializar tus sueños es clave, para que esto suceda lo más común es que tengas que invertir tiempo y recursos en construirlo, no pasa por arte de magia. Para crear un ambiente de trabajo que incentive la creatividad, la innovación, la eficacia y la iniciativa tendrás que organizar espacios en los que tus colaboradores puedan expresar su opinión, aprender y trabajar juntos.

Equipo de trabajo 600x300

Habilidades Estratégicas: estas habilidades le permitirán a tu emprendimiento ser sostenible en el tiempo, es necesario gestionar el día a día de tu negocio para poder alcanzar tus objetivos a largo plazo.

Pensamiento estratégico: tendrás muchas tareas al mismo tiempo y pensarás que todas requieren de tu atención en el momento, sin embargo debes desarrollar una mente análitica que pueda observar las distintas partes de un problema y generar soluciones creativas dentro del caos. En ocasiones será necesario tomar decisiones estratégicas difíciles o inclusive un camino diferente, todo es válido siempre y cuando esto haga que tu proyecto avance hacia tus objetivos. Es importante tomar riesgos de manera informada.

Administración del tiempo: como mencionamos al inicio del artículo, cuando te dedicas a emprender el tiempo es todo tuyo y esto puede ser un arma de doble filo. A veces podrás sentir que todo depende de tí y que si no trabajas todo el día las cosas no avanzan, sin embargo la clave está en aprender a gestionar bien cada minuto pues esto te ayudará a obtener mejores resultados sin desgastarte, recuerda que más no necesariamente es mejor, aprende de la simplicidad y haz la eficiencia tu amiga.

Conocimientos básicos sobre negocios: sin importar en qué rumbo quieres incursionar, debes contar con conocimientos básicos sobre cómo se maneja el mundo de los negocios, para esto tendrás que capacitarte continuamente en temas como: manejo de finanzas, networking, outreach y ventas; por supuesto que también puedes contratar a alguien que te asesore, pero de todas formas será necesario que puedas hablar el lenguaje de los negocios.


¿Qué tal quedó tu Check-list? Sé determinado y paciente contigo mismo, desarrollar estas habilidades toma años, usualmente no son enseñadas en la escuela y se aprenden más en el día a día del emprendimiento, atrévete a probar cosas nuevas y verás cómo poco a poco irás adquiriendo experiencia.

emprendermientrasestudias

*Las opiniones vertidas en este artículo son responsabilidad de quien las emite.

Otras Publicaciones

INCmty celebra su primera Community Night en Monterrey

Leer artículo

¿Es tu negocio escalable? 5 preguntas para evaluar tu empresa

Leer artículo

5 secretos de emprendedores que necesitas conocer

Leer artículo

Los errores que frenarán las ventas de tu compañía en 2022

Leer artículo

Suscríbete a nuestro blog

Recibe información relevante del ecosistema de emprendimiento